GUÍA DE ARGUMENTOS – ARGUMENTO A PARTIR DE UNA DEFINICIÓN


Como el nombre indica, los argumentos a partir de una definición son aquellos en los que las conclusiones determinan que algo específico debe (o no debe) ser clasificado de cierta manera, fundamentado en que (no) cumple con las condiciones establecidas en una definición.

Esquemas básicos:

Versión positiva:

Premisa 1: Según la definición, D, para ser (o tener la propiedad) X se requiere tener las características a, b, c
Premisa 2: A tiene las característica (a, b, c) que requiere la definición D
Conclusión: A es un (o tiene la propiedad) X

Versión negativa:

Premisa 1: según la definición, D, para ser (o tener la propiedad) X se requiere tener las características a, b, c
Premisa 2: A no tiene todas las característica que requiere la definición D
Conclusión: A no es un (o no tiene la propiedad) X



Preguntas críticas (evaluación argumentativa):

(1) ¿Son aceptables las premisas? (para ambas versiones del argumento) Específicamente:

(1.1) En el contexto del argumento o la discusión, ¿es aceptable esa definición D?
(1.2) ¿Realmente A tiene (o no tiene) las características que requiere la definición? ¿Las características descritas realmente corresponden (o no corresponden) con los criterios de la definición?

(2) ¿Está bien fundamentada la conclusión? Específicamente:

(2.1) ¿Pudiera A ser clasificado de manera distinta por otra definición aceptable en el contexto de la discusión? (Válido solo para la versión positiva)
(2.2) ¿Habrá otros argumentos (no por definición) tan o más fuertes que el actual y que contradigan que A (no) sea X? (Válido para ambas versiones)

Ejemplos y reflexiones en el blog:

- Plutón y los argumentos a partir de una definición (aquí)

- Evaluando argumentos a partir de una definición (aquí)