LA ABDUCCIÓN. NO ES UN SECUESTRO ALIENÍGENA, PERO…

El Reverendo Graham Hess vive en una granja con sus dos pequeños hijos y su hermano menor. Una noche, oye un ruido proveniente de su maizal. Se interna entre las plantas de maíz. Cuando ya está por volverse, nota algo extraño, unos pasos más allá, se acaba el maizal, todas las plantas están dobladas formando un círculo gigantesco. ¿Qué o quién hizo esto?



Contestar la pregunta nos lleva al análisis de un tipo de argumento muy común pero poco comprendido (o, llanamente, ignorado) por los que responderían «¡son los alienígenas!». Ese tipo de argumento es llamado, curiosamente, argumento abductivo (curiosamente, porque en el argot ufológico una «abducción» es un secuestro extraterrestre).

Los argumentos abductivos también son llamados argumentos a partir de la mejor explicación. Tienen lugar en discusiones en las que se pretende determinar cuál es la mejor explicación posible de un suceso, partiendo de una comparación entre varias explicaciones de tal suceso.

El esquema básico de los argumentos abductivos es el siguiente:

Premisa 1: S es un suceso o un conjunto de hechos
Premisa 2: E es una explicación satisfactoria (o plausible) de S.
Premisa 3: Ninguna otra explicación conocida de S es tan satisfactoria (o plausible) como E.
Conclusión: (mientras nada diga lo contrario) E es la explicación de S.

Alguien que pretenda explicar la presencia del círculo en el maizal señalando que ha sido creado por extraterrestres (supongamos que se afirma que el fin es comunicarse entre ellos) debe pasar el filtro del esquema de argumentación abductiva. Al reconstruir su argumento tendrá la siguiente forma: 

Premisa 1: hay un círculo en el maizal de Graham Hess;
Premisa 2: que el círculo fue creado por extraterrestres para comunicarse entre ellos es una explicación satisfactoria o plausible de la existencia de dicho círculo;
Premisa 3: ninguna otra explicación alternativa de la creación del círculo es tan satisfactoria o plausible como que fue creada por extraterrestres para comunicarse entre ellos;
Conclusión: lo más razonable es que el círculo del maizal fue (efectivamente) creado por extraterrestres para comunicarse entre ellos.

¿Cómo evaluar este argumento? Una manera bastante práctica, y que puede servir como guía de evaluación de cualquier argumento abductivo, es haciendo (y tratando de responder) un conjunto de preguntas críticas:

(1) ¿Es aceptable que ha sucedido S? ¿Están todos los hechos que conforman S?
(2) ¿Qué tan satisfactoria es la explicación E?
(3) ¿Realmente E es una mejor explicación que las explicaciones alternativas?
(4) Si es verdad que E es una mejor explicación, ¿qué tanto mejor es E como explicación de S comparada con las explicaciones alternativas?
(5) ¿Qué tanto se ha avanzado en la investigación? ¿Qué tan cuidadosa ha sido esa investigación?
(6) A estas alturas, ¿sería preferible continuar la investigación en vez de concluir que E es la mejor explicación de S?

Al aplicar las preguntas a la explicación extraterrestre creo que no queda muy bien parada. Centrémonos en las tres primeras preguntas.

(1) Demos por sentado que sí hay un círculo en el maizal. Aún nos quedaría por responder si no hay otros elementos (por ejemplo, algún tipo de herramienta) cerca del círculo que ayuden a perfilar una explicación satisfactoria, pero supongamos que no hay otros elementos.

(2) ¿Qué tan satisfactoria es la explicación de que el círculo del maizal fue creada por extraterrestres para comunicarse entre ellos? ¿Es realmente tan satisfactoria o plausible como se dice?

Aquí comienzan las primeras fuertes dudas. Es increíblemente difícil viajar distancias estelares, se necesita una tecnología muy superior a la nuestra. Pero, incluso en el caso de que se tenga una tecnología tan avanzada, no hay forma de evitar la velocidad de la luz como límite superior de lo rápido que puede viajar una nave. Y no, hasta donde sabemos, no hay (no se han descubierto) agujeros de gusano (como el mostrado en la película Interestelar).

Entonces, unos seres súper inteligentes, con tecnología increíble,  pasan años (tal vez, cientos o miles) viajando a velocidades cercanas a la de la luz para llegar a este pálido punto azul, ¿y no se les ocurre mejor forma de comunicarse entre ellos que haciendo círculos en los maizales? La explicación alienígena de los círculos deja de verse tan plausible luego de que nos damos cuenta de algunas de sus probables implicaciones.

(3) ¿Realmente la explicación alienígena es una mejor explicación que las explicaciones alternativas?

Veamos, ¿cuál puede ser una explicación alternativa? Tomemos la más evidente: que fueron unos bromistas (humanos, no alienígenas) los que crearon el círculo del maizal.

Esa explicación alternativa parece más plausible. De hecho, simplifica las cosas: no se necesita afirmar que hemos descubierto vida inteligente de otro planeta, no se necesita afirmar que esos extraterrestres tienen tecnología increíble y que viajaron distancias siderales a velocidades cercanas a la de la luz, no se necesita explicar por qué no hay pruebas científicas de su llegada ni hay que afirmar que existe una conspiración mundial para (sin ningún sentido claro) ocultar la existencia de vida extraterrestre inteligente.

Claro, la hipótesis de que fueron unos bromistas los que hicieron el círculo tiene sus propios problemas (aparte de ser más aburrida): ¿cómo es que nadie los vio o escuchó? ¿Cómo se guiaron en medio de la penumbra? ¿Cómo lograron doblar las plantas? ¿Cómo hicieron círculos y otras figuras tan bien logradas? Pero, seamos sensatos, ninguno de los problemas que presenta la hipótesis de los bromistas es tan difícil de explicar en comparación con los presentados por la hipótesis extraterrestre.

Por lo tanto, mientras nada diga lo contrario, hay al menos una hipótesis más plausible y sencilla que la hipótesis extraterrestre. Esto quiere decir que tampoco pasa la pregunta 3.

Queda claro, entonces, que el argumento abductivo que concluye que el círculo del maizal fue creado por extraterrestres (en el contexto planteado) debe ser evaluado negativamente, pues no pasa (por lo menos) dos de las preguntas críticas. En otras palabras, mientras no se demuestre lo contrario, no es razonable mantener como cierta la conclusión de dicho argumento.

Ahora, el caso que hemos analizado aquí no es un caso aislado. La mayoría de las supersticiones, teorías conspirativas y explicaciones esotéricas pueden reconstruirse según el esquema de argumentación abductiva. Ummm… ¿Crees que pasarían el tamiz de las preguntas críticas que hemos visto?

… En la (excelente) película Señales, en la que se basa esta entrada, resultó que la hipótesis extraterrestre era la correcta. Sin embargo, en el caso real en el que se basa la película, la aburrida hipótesis de los bromistas fue confirmada por los propios autores.